Objetivos Generales

  • Mejorar las condiciones ambientales, sociales y económicas que contribuyen a una calidad de vida que promueve el bienestar de toda la zona Oeste.
  • Incidir en la mejora de la convivencia y del bienestar en el territorio.
  • Trabajar por el bienestar y la inclusión de toda la comunidad de la zona oeste de Gijón desde la propia comunidad.

Objetivos Específicos

  • Incorporar metodologías y marcos relacionales colaborativos que complementen la labor de los espacios representativos y fortalezcan un modelo de respuesta a los retos más participativos.
  • Elevar la acción a un plano estratégico y táctico que aproveche las sinergias existentes y potencie nuevas acciones, así como una mayor y mejor detección de necesidades y retos.
  • Promover el abordaje de las necesidades sociales y la atención a las mismas a través de acciones preventivas y dinamización comunitaria.
  • Fomentar la cohesión social y la solidaridad como herramientas para la transformación social.
  • Promover una intervención integral que incluya los aspectos psicológicos, sociales y educativos y que aborde los planos individual, familiar, grupal y comunitario, como elementos esenciales para la comprensión de la persona dentro de sus contextos de desarrollo y siempre desde una perspectiva interdisciplinar.
¿Qué nos mueve?

Alcance

Se trabaja en el marco de un periodo de 4 años. Tiempo proyectado y estimado para poner en marcha las medidas que se han establecido.
Esta fase de implantación del Plan de desarrollo comunitario se realizará en base a unos principios metodológicos y teniendo en cuenta las problemáticas/retos que la comunidad vaya detectando a lo largo del proceso.
La construcción de este Plan es continua. Al ser un proceso abierto habrá revisiones en diferentes momentos y se plantearán las modificaciones oportunas. De este modo, en esta esta fase de implementación se marcarán varios momentos de seguimiento y evaluación.

Principios

Principios Plan de Desarrollo Comunitario
Liderazgo facilitadorSe han fomentado los liderazgos facilitadores que promuevan el encuentro, la participación y las condiciones necesarias para abrir oportunidades a cuantas más personas mejor. Liderazgos activos que han permitido el empoderamiento y la construcción colectiva. Que han sumado para multiplicar y que favorecen la identificación de entornos comunes.
Contextos colaborativosSe han incorporado entornos de acción colaborativos que construyan desde las inquietudes individuales/colectivas nuevos entornos de acción, que marquen un camino compartido que sea amable con la realidad de acción de cada persona y colectividad, dibujando nuevos horizontes de transformación comunes.
Enfoque multidimensionalLas desigualdades tienen orígenes múltiples y varios, y por lo tanto, requieren de una actuación global, teniendo en cuenta todos los factores que permiten dar respuestas adecuadas de manera coordinada.
TransversalidadSe ha favorecido la coordinación y la transversalidad entre los actores (instituciones públicas, privadas y ciudadanas), permitiendo establecer sinergias y fomentar el trabajo en común.
Trabajo en red y corresponsabilidad
El trabajo en red nos ha permitido la interlocución entre los diferentes agentes, recursos, ciudadanía y administración. Esta manera de trabajar no solo multiplica conocimientos y suma esfuerzos, sino que permite conseguir una corresponsabilidad entre actores.
Igualdad de oportunidadesPara que todas las personas puedan acceder a servicios y recursos de calidad, y puedan desarrollar al máximo sus capacidades y oportunidades a lo largo de la vida, ejerciendo los derechos de ciudadanía sin ser discriminado por razón de género, clase social, edad, origen y/o procedencia.
ProactividadApuesta por actuaciones proactivas y estratégicas, que se anticipen a los posibles problemas. La pro actividad consiste en pensar y actuar en términos de prevención de situaciones.
ProximidadEscucha desde el entorno más próximo, a través del contacto con las personas y el tejido asociativo
DinamismoConocimiento de la realidad cambiante y mantenimiento constantemente de la información hacia todos los miembros implicados, esta permanente actualización permite una apertura y flexibilidad del plan que hará posible la adaptación a la realidad.
PrevenciónPara poder avanzar hacia una sociedad inclusiva y cohesionada hay que incidir no solo en las consecuencias sino también en las causas, por lo tanto, los esfuerzos se tienen que destinar a estrategias que debiliten los factores de exclusión aparte de llevar a cabo acciones reactivas y de atención a las necesidades más básicas. Más allá de la mirada a corto plazo, hace falta también diseñar actuaciones y políticas a medio y largo plazo.
Enfoque integralLa integralidad debe asegurarse tanto en la visión hacia la persona como en el proceso de desarrollo e implementación del Plan. Hay que procurar una atención a las personas que cubra los diferentes aspectos y dimensiones que le afectan. El Plan debe intentar detectar la interrelación entre los diferentes factores de exclusión para que las respuestas que se puedan desprender no sean segmentadas. Además, las acciones inclusivas que se desarrollen tienen que tener en cuenta el conjunto de recursos públicos, privados y del tercer sector disponibles en el territorio para facilitar una actuación integrada.
Fomento del empoderamiento de las personasLos procesos de inclusión tienen que promover el apoderamiento (capacitación) de las personas para que sean protagonistas de sus propias trayectorias vitales.
Construcción de ciudadanía activa y corresponsabilidadLa corresponsabilidad implica que desde la administración se reconozcan como agentes, y por tanto como interlocutores, las personas físicas y/o jurídicas que trabajan y se interesan para fomentar la equidad en el ámbito municipal, para paliar situaciones de desventaja de determinados colectivos, entre otras. Por eso es necesario definir espacios de corresponsabilidad, de negociación y de trabajo común entre la administración y el tejido asociativo fortaleciendo los vínculos comunitarios.
Metodología participativaEl plan debe partir de una pluralidad de fuentes de información procedentes de todos los actores que puedan aportar información relevante. También tiene que ser participativa en el sentido que active el compromiso de todos estos actores en una estrategia común para la inclusión social, que genere colaboraciones, implicación, adhesión, compromiso…
Perspectiva comunitariaImplementar acciones que van más allá de la atención individual y que integran todo su contexto, posando énfasis en la modificación de los espacios tanto físicos como relacionales en los que se desarrolla la vida de las personas